viernes, 19 de enero de 2018

Capítulo 10 - Verso 17

¡Oh, Krsna!, ¡oh, místico supremo!, ¿cómo he de meditar constantemente en Ti y cómo habré de conocerte? ¡Oh, Suprema Personalidad de Dios!, ¿en qué diversas formas debes ser recordado?

Comentario de Srila Prabhupada:


Como se afirma en el capítulo anterior, la Suprema Personalidad de Dios está cubierto por su yoga-maya. Únicamente las almas entregadas y los devotos pueden verlo. Ahora Arjuna está convencido de que Su amigo, Krsna, es la Divinidad Suprema, pero quiere conocer el proceso general mediante el cual el hombre común puede entender al Señor omnipresente. Los hombres comunes, entre ellos los demonios y los ateos, no pueden conocer a Krsna, porque Él está resguardado por Su energía yoga-maya. Una vez más, Arjuna hace estas preguntas para beneficio de ellos. El devoto superior no sólo está interesado en su propia comprensión, sino también en la comprensión de toda la humanidad. De modo que Arjuna, por su misericordia, debido a que es un vaisnava, un devoto, le está abriendo al hombre común el camino a la comprensión de la omnipresencia del Señor Supremo. Él se refiere a Krsna específicamente como yogin, porque Sri Krsna es el amo de la energía yoga-maya, mediante la cual Él es cubierto y descubierto ante el hombre común. El hombre común que no siente amor por Krsna no puede pensar siempre en Krsna; por lo tanto, él tiene que pensar de un modo material. Arjuna está considerando la manera de pensar de las personas materialistas de este mundo. Las palabras kesu kesu ca bhavesu se refieren a la naturaleza material (la palabra bhava significa "cosas físicas"). Como los materialistas no pueden entender a Krsna de una manera espiritual, se les aconseja que concentren la mente en cosas físicas y traten de ver cómo Krsna se manifiesta mediante las representaciones físicas.

jueves, 18 de enero de 2018

Capítulo 10 - Verso 16

Por favor, háblame en detalle de Tus poderes divinos, mediante los cuales estás omnipresente en todos estos mundos.

Comentario de Srila Prabhupada:

En este verso parece ser que Arjuna ya está satisfecho con su comprensión de la Suprema Personalidad de Dios, Krsna. Por la gracia de Krsna, Arjuna tiene experiencia personal, inteligencia y conocimiento, y cualquier otra cosa que una persona pueda tener por intermedio de todo ello, y él ha entendido que Krsna es la Suprema Personalidad de Dios. Para él no hay ninguna duda, pero, aun así, le está pidiendo a Krsna que explique Su naturaleza omnipresente. La generalidad de la gente y los impersonalistas se interesan sobre todo en la naturaleza omnipresente del Supremo. Así que Arjuna está preguntando cómo Él existe en Su aspecto omnipresente a través de Sus diferentes energías. Ha de saberse que Arjuna está preguntando eso en nombre de la gente común.

miércoles, 17 de enero de 2018

Capítulo 10 - Verso 15

En verdad, solo Tú Te conoces a Ti mismo mediante Tu propia potencia interna, ¡oh, Persona Suprema, origen de todo, Señor de todos los seres, Dios de los dioses, Señor del universo!

Comentario de Srila Prabhupada:

Al Supremo Señor Krsna lo pueden conocer las personas que están relacionadas con Él a través de la ejecución del servicio devocional, tales como Arjuna y sus seguidores. Las personas de mentalidad atea o demoníaca no pueden entender a Krsna. La especulación mental que lo aparta a uno del Señor Supremo es un pecado grave, y aquel que no conoce a Krsna no debe tratar de comentar El Bhagavad-gita. El Bhagavad-gita es la declaración de Krsna, y puesto que es la ciencia de Krsna, se debe entender según procede de Krsna tal como la entendió Arjuna. No se debe recibir por intermedio de personas ateas.

Como se afirma en El Srimad-Bhagavatam (1.2.11):


A la Verdad Suprema se la llega a conocer de tres maneras: como el Brahman impersonal, como el Paramatma localizado y, finalmente, como la Suprema Personalidad de Dios. De manera que, en la última etapa de la comprensión de la Verdad Absoluta, uno llega a la Suprema Personalidad de Dios. Un hombre común, o incluso un hombre liberado, que haya llegado a comprender el Brahman impersonal o el Paramatma localizado, puede que no entienda la personalidad de Dios. Esa clase de hombres, por consiguiente, pueden tratar de entender a la Persona Suprema con los versos de El Bhagavad-gita, que están siendo expuestos por esta persona, Krsna. A veces los impersonalistas aceptan a Krsna como Bhagavan, o aceptan Su autoridad. Sin embargo, muchas personas liberadas no pueden entender a Krsna como Purusottama, la Persona Suprema. Por lo tanto, Arjuna se refiere a Él como Purusottama. No obstante, puede que aún no se entienda que Krsna es el padre de todas las entidades vivientes. En consecuencia, Arjuna se refiere a Él como Bhuta-bhavana. Y si uno llega a conocerlo como el padre de todas las entidades vivientes, aun así puede que no lo conozca como el controlador supremo; por consiguiente, a Él se lo llama aquí Bhutesa, el supremo controlador de todos. E incluso si uno conoce a Krsna como el controlador supremo de todas las entidades vivientes, aun así puede que no sepa que Él es el origen de todos los semidioses; por lo tanto, a Él se lo llama aquí Devadeva, el venerable Dios de todos los semidioses. E incluso si uno lo conoce como el venerable Dios de todos los semidioses, puede que no sepa que Él es el propietario supremo de todo; por ende, a Él se lo llama Jagatpati. Así pues, en este verso se establece la verdad acerca de Krsna por medio de la comprensión de Arjuna, y debemos seguir los pasos de Arjuna para entender a Krsna tal como es Él.

martes, 16 de enero de 2018

Capítulo 10 - Verso 14

¡Oh, Krsna!, yo acepto totalmente como cierto todo lo que me has dicho. Ni los semidioses ni los demonios, ¡oh, Señor!, pueden entender Tu personalidad.

Comentario de Srila Prabhupada:


Arjuna confirma aquí que las personas de una naturaleza infiel y demoníaca no pueden entender a Krsna. A Él ni siquiera lo conocen los semidioses, ¿qué puede decirse, entonces, de los supuestos eruditos de este mundo moderno? Por la gracia del Señor Supremo, Arjuna ha entendido que la Verdad Suprema es Krsna y que Él es el perfecto. Uno debe seguir, pues, el sendero de Arjuna. Él recibió la autoridad de El Bhagavad-gita. Como se describe en el Cuarto Capítulo, el sistema parampara de sucesión discipular para la comprensión de El Bhagavad-gita se perdió, y, en consecuencia, Krsna restableció esa sucesión discipular con Arjuna, porque consideraba a Arjuna Su amigo íntimo y un gran devoto. De modo que, tal como se declara en nuestra introducción al Gitopanisad, El Bhagavad-gita se debe entender mediante el sistema parampara. Cuando el sistema parampara se perdió, Arjuna fue seleccionado para rejuvenecerlo. La aceptación por parte de Arjuna de todo lo que Krsna dice, debe ser emulada; así podremos entender la esencia de El Bhagavad-gita, y sólo entonces podremos entender que Krsna es la Suprema Personalidad de Dios.

lunes, 15 de enero de 2018

Capítulo 10 - Versos 12 y 13

Arjuna dijo: Tú eres la Suprema Personalidad de Dios, la morada suprema, lo más puro que existe, la Verdad Absoluta. Tú eres la persona original, trascendental y eterna, el innaciente, el más grande de todos. Todos los grandes sabios, tales como Narada, Asita, Devala y Vyasa, confirman esta verdad acerca de Ti, y ahora Tú mismo me lo estás expresando.

Comentario de Srila Prabhupada:

En estos dos versos, el Señor Supremo le da una oportunidad al filósofo moderno, ya que aquí se deja en claro que el Supremo es diferente del alma individual. Arjuna, después de oír los cuatro versos esenciales de El Bhagavad-gita que se presentan en este capítulo, quedó completamente libre de todas las dudas y aceptó a Krsna como la Suprema Personalidad de Dios. En seguida, él declara osadamente: "Tú eres param brahma, la Suprema Personalidad de Dios". Y antes, Krsna declaró que Él es el originador de todo y de todos. Cada semidiós y cada ser humano depende de Él. Los hombres y los semidioses, por ignorancia, creen que son absolutos e independientes de la Suprema Personalidad de Dios. Esa ignorancia se elimina por completo con el desempeño de servicio devocional. Eso ya lo ha explicado el Señor en el verso anterior. Ahora, por Su gracia, Arjuna lo está aceptando como la Verdad Suprema, de conformidad con el mandamiento védico. No debe creerse que como Krsna es un amigo íntimo de Arjuna, este último lo está adulando al llamarlo la Suprema Personalidad de Dios, la Verdad Absoluta. Todo lo que Arjuna dice en estos dos versos lo confirma la verdad védica. Los mandamientos védicos afirman que sólo aquel que se entrega al servicio devocional del Señor Supremo puede entenderlo a Él, mientras que otros no pueden hacerlo. Todas y cada una de las palabras de este verso hablado por Arjuna las confirman los mandamientos védicos.

En El Kena Upanisad se declara que el Brahman Supremo es el lugar de reposo de todo, y Krsna ya ha explicado que todo descansa en Él. El Mundaka Upanisad confirma que el Señor Supremo, en quien todo descansa, puede ser comprendido sólo por aquellos que se dedican constantemente a pensar en Él. Ese constante pensar en Krsna es smaranam, uno de los métodos del servicio devocional. Sólo mediante el servicio devocional que se le presta a Krsna puede uno entender su posición y deshacerse de este cuerpo material.

En los Vedas se acepta al Señor Supremo como el más puro de los puros. Aquel que entiende que Krsna es el más puro de los puros, puede purificarse de todas las actividades pecaminosas. Uno no puede desinfectarse de las actividades pecaminosas, a menos que se entregue al Señor Supremo. La aceptación de Krsna como el puro supremo por parte de Arjuna, está de conformidad con los mandatos de la literatura védica. Esto también lo confirman grandes personalidades, de las cuales Narada es la principal.

Krsna es la Suprema Personalidad de Dios, y uno siempre debe meditar en Él y disfrutar de la relación trascendental que uno tiene con Él. Él es la existencia suprema. Él está libre de las necesidades físicas, y del nacimiento y la muerte. Esto no sólo lo confirma Arjuna, sino también todas las Escrituras védicas, los Puranas y las historias. En todas las Escrituras védicas se describe a Krsna de ese modo, y el propio Señor Supremo también dice en el Cuarto Capítulo: "Aunque Yo soy innaciente, aparezco en esta Tierra para establecer los principios religiosos". Él es el origen supremo; Él no tiene causa, pues es la causa de todas las causas, y todo emana de Él. Este conocimiento perfecto se puede adquirir por la gracia del Señor Supremo.


Arjuna se expresa aquí a través de la gracia de Krsna. Si queremos entender El Bhagavad-gita, debemos aceptar las declaraciones de estos dos versos. Eso se denomina el sistema parampara, la aceptación de la sucesión discipular. A menos que uno forme parte de la sucesión discipular, no puede entender El Bhagavad-gita. Ello no es posible mediante la llamada educación académica. Desafortunadamente, aquellos que están orgullosos de su educación académica, a pesar de las muchísimas pruebas que presentan las Escrituras védicas, se aferran a su obstinada creencia de que Krsna es una persona ordinaria.

sábado, 13 de enero de 2018

Capítulo 10 - Verso 11

Para otorgarles una misericordia especial, Yo, morando en sus corazones, destruyo con la deslumbrante lámpara del conocimiento la oscuridad que nace de la ignorancia.

Comentario de Srila Prabhupada:

Cuando el Señor Caitanya estaba en Benarés divulgando el canto de Hare Krsna, Hare Krsna, Krsna Krsna, Hare Hare/ Hare Rama, Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare, miles de personas lo seguían. Prakasananda Sarasvati, que en esa época era un erudito muy entendido e influyente de Benarés, se burló del Señor Caitanya diciendo que era un sentimental. A veces algunos filósofos critican a los devotos, porque creen que la mayoría de ellos están en la oscuridad de la ignorancia y son unos sentimentales ingenuos desde el punto de vista filosófico. En realidad, no es así. Hay sabios sumamente entendidos que han expuesto la filosofía de la devoción, pero incluso si un devoto no saca provecho de las obras de ellos o de su maestro espiritual, si es sincero en su servicio devocional, el propio Krsna lo ayuda desde dentro del corazón. De manera que, el devoto sincero que está dedicado al proceso de conciencia de Krsna, no es posible que carezca de conocimiento. Lo único necesario es que uno haga servicio devocional con plena conciencia de Krsna.

Los filósofos modernos creen que sin discernir no se puede tener conocimiento puro. Para ellos, el Señor Supremo da esta respuesta: aquellos que están dedicados al servicio devocional puro, aunque no tengan suficiente educación e incluso sin suficiente conocimiento acerca de los principios védicos, son ayudados por el Dios Supremo, tal como se afirma en este verso.

El Señor le dice a Arjuna que, básicamente, no hay ninguna posibilidad de entender a la Verdad Suprema, a la Verdad Absoluta, a la Suprema Personalidad de Dios, simplemente mediante la especulación, ya que la Verdad Suprema es tan grande, que no es posible entenderla ni conseguirla con sólo hacer un esfuerzo mental. El hombre puede seguir especulando por varios millones de años, y si no se vuelve devoto, si no se vuelve un amante de la Verdad Suprema, nunca entenderá a Krsna o la Verdad Suprema. A Krsna, la Verdad Suprema, únicamente se lo complace por medio del servicio devocional, y mediante Su energía inconcebible Él puede revelársele al corazón del devoto puro. El devoto puro siempre lleva a Krsna en el corazón; y con la presencia de Krsna, que es como el Sol, la oscuridad de la ignorancia se disipa de inmediato. Ésa es la misericordia especial que Krsna le proporciona al devoto puro.


Debido a la contaminación que procede de la relación con lo material a través de muchísimos millones de nacimientos, el corazón de uno siempre está cubierto con el polvo del materialismo, pero cuando uno se dedica al servicio devocional y canta Hare Krsna de un modo constante, el polvo se limpia rápidamente y uno se eleva al plano del conocimiento puro. La meta última, Visnu, se puede alcanzar únicamente por medio de ese canto y del servicio devocional, y no mediante la especulación mental y el argumento. El devoto puro no tiene que preocuparse por las necesidades materiales de la vida; él no tiene que angustiarse, porque, cuando disipa la oscuridad de su corazón, el Señor Supremo, que se siente complacido con el amoroso servicio devocional del devoto, le provee de todo automáticamente. Ésa es la esencia de las enseñanzas de El Bhagavad-gita. Mediante el estudio de El Bhagavad-gita, uno puede convertirse en un alma totalmente entregada al Señor Supremo y dedicarse al servicio devocional puro. Cuando el Señor se hace cargo, uno se libra por completo de toda clase de esfuerzos materialistas.

jueves, 11 de enero de 2018

Capítulo 10 -Verso 10

A aquellos que están constantemente consagrados a servirme con amor, Yo les doy la inteligencia mediante la cual pueden venir a Mí.

Comentario de Srila Prabhupada:

En este verso, la palabra buddhi-yogam es muy significativa. Recordemos que en el Segundo Capítulo, el Señor, al instruir a Arjuna, le dijo que Él le había hablado de muchas cosas y que lo instruiría en lo referente al proceso de buddhi-yoga. Ahora se explica el buddhi-yoga. El buddhi-yoga es de por sí acción con conciencia de Krsna; eso constituye el máximo grado de la inteligencia. Buddhi significa "inteligencia", y yoga significa "actividades místicas" o "elevación mística". Cuando uno trata de ir de vuelta al hogar, de vuelta a Dios, y se entrega por entero al cultivo de conciencia de Krsna por medio del servicio devocional, su acción se denomina buddhi-yoga. En otras palabras, buddhi-yoga es el proceso mediante el cual uno se sale del enredo de este mundo material. La meta última del progreso es Krsna. La gente no lo sabe; por lo tanto, la compañía de los devotos y un maestro espiritual genuino son cosas importantes. Uno debe saber que la meta es Krsna, y cuando se establece la meta, entonces el sendero se recorre lenta pero progresivamente, y se alcanza la meta final.
Cuando una persona sabe cuál es la meta de la vida pero está adicta a los frutos de las actividades, actúa en el plano del karma-yoga. Cuando ella sabe que la meta es Krsna pero disfruta de las especulaciones mentales para entender a Krsna, actúa en el plano del jñana-yoga. Y cuando conoce la meta y busca a Krsna por entero con conciencia de Krsna y servicio devocional, actúa en el plano del bhakti-yoga o buddhi-yoga, que es el yoga completo. Ese yoga completo constituye la etapa más elevada y perfecta de la vida.


Puede que una persona tenga un maestro espiritual genuino y que esté apegada a una organización espiritual, pero si aun así no es lo suficientemente inteligente como para poder progresar, entonces Krsna le da instrucciones desde dentro de modo que al final pueda llegar a Él sin dificultad. El requisito para ello es que la persona se dedique siempre al proceso de conciencia de Krsna, y con amor y devoción preste toda clase de servicios. Ella debe realizar algún tipo de trabajo para Krsna, y ese trabajo se debe hacer con amor. Si un devoto no es lo suficientemente inteligente como para poder progresar en la senda de la autorrealización, pero es sincero y dedicado a las actividades del servicio devocional, el Señor le da la oportunidad de progresar y al final llegar a Él.