lunes, 11 de diciembre de 2017

Capítulo 9 - Verso 25

Aquellos que adoran a los semidioses, nacerán entre los semidioses; aquellos que adoran a los antepasados, irán a los antepasados; aquellos que adoran a los fantasmas y espíritus, nacerán entre esos seres; y aquellos que Me adoran a Mí, vivirán conmigo.

Comentario de Srila Prabhupada:


Si uno tiene algún deseo de ir a la Luna, al Sol o a cualquier otro planeta, puede lograr ir al destino deseado si sigue los principios védicos específicos que se recomiendan para ese fin, tales como el proceso técnicamente conocido como darsa- paurnamasi. Dichos principios se describen vívidamente en la porción de los Vedas que trata de las actividades fruitivas, y en la que se recomienda una adoración específica de los semidioses que están situados en diferentes planetas celestiales. De igual modo, uno puede llegar a los planetas Pita si realiza un yajña específico. Y, así mismo, uno puede ir a muchos planetas de fantasmas, y volverse un yaksa, raksa o pisaca. La adoración pisaca se denomina "artes negras" o "magia negra". Hay muchos hombres que practican ese arte negro, y ellos creen que es espiritualismo; pero esas actividades son totalmente materialistas. De manera similar, el devoto puro, quien sólo adora a la Suprema Personalidad de Dios, llega a los planetas de Vaikuntha y Krsnaloka sin ninguna duda. Es muy fácil entender con este importante verso que si, por el simple hecho de adorar a los semidioses, uno puede llegar a los planetas celestiales, o por adorar a los pitas uno puede llegar a los planetas Pita, o por el hecho de practicar las artes negras uno puede llegar a los planetas de los fantasmas, ¿por qué el devoto puro no puede llegar al planeta de Krsna o Visnu? Por desgracia, mucha gente carece de información acerca de esos planetas sublimes en los que viven Krsna y Visnu, y como no saben de ellos, caen. Hasta los impersonalistas se caen del brahmajyoti. Por eso el movimiento de conciencia de Krsna le está distribuyendo una información sublime a toda la sociedad humana, con objeto de que, por el simple hecho de cantar el mantra Hare Krsna, uno pueda volverse perfecto en esta vida e ir de vuelta al hogar, de vuelta a Dios.

sábado, 9 de diciembre de 2017

Capítulo 9 - Verso 24

Yo soy el único disfrutador y amo de todos los sacrificios. Por consiguiente, aquellos que no reconocen Mi verdadera naturaleza trascendental, caen.

Comentario de Srila Prabhupada:


Aquí se expresa claramente que hay muchos tipos de ejecuciones de yajña que se recomiendan en las Escrituras védicas, pero que, en realidad, todas ellas tienen por objeto satisfacer al Señor Supremo. Yajña significa Visnu. En el Segundo Capítulo de El Bhagavad-gita se dice claramente que uno debe trabajar sólo para satisfacer a Yajña, o Visnu. La forma más perfecta de civilización humana, conocida como varnasrama-dharma, está hecha específicamente para satisfacer a Visnu. Por lo tanto, Krsna dice en este verso: "Yo soy el disfrutador de todos los sacrificios, porque Yo soy el amo supremo". Sin embargo, algunas personas poco inteligentes, ignorando este hecho, adoran a los semidioses en aras de un beneficio temporal. Eso hace que ellas caigan a la existencia material y que no consigan la meta que se desea en la vida. Mas, si aun así alguien tiene algún deseo material que complacer, lo mejor que puede hacer es pedirle por ello al Señor Supremo (aunque eso no es devoción pura), y de ese modo obtendrá el resultado deseado.

viernes, 8 de diciembre de 2017

Capítulo 9 - Verso 23

Aquellos que son devotos de otros dioses y que los adoran con fe, en realidad Me adoran únicamente a Mí, ¡oh, hijo de Kunti!, pero lo hacen de un modo equivocado.

Comentario de Srila Prabhupada:

"Las personas que se dedican a la adoración de los semidioses no son muy inteligentes, pese a que esa adoración indirectamente se Me ofrece a Mí" ---dice Krsna. Por ejemplo,

cuando un hombre vierte agua en las hojas y ramas de un árbol sin echarle agua a la raíz, lo hace sin suficiente conocimiento o sin observar principios regulativos. De forma similar, el proceso para prestarles servicio a las diferentes partes del cuerpo consiste en proveerle de comida al estómago. Los semidioses son, por así decirlo, diferentes funcionarios y directores que forman parte del gobierno del Señor Supremo. Uno tiene que seguir las leyes promulgadas por el gobierno, no por los funcionarios o directores. De la misma manera, todo el mundo debe ofrecerle su adoración únicamente al Señor Supremo. Eso satisfará automáticamente a los diferentes directores y funcionarios del Señor. Los funcionarios y directores trabajan como representantes del gobierno, y tratar de sobornarlos es ilegal. Ello se denota aquí como avidhi-purvakam. En otras palabras, Krsna no aprueba la adoración innecesaria de los semidioses.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Capítulo 9 - Verso 22

Pero a aquellos que siempre Me adoran con una devoción exclusiva, meditando en Mi forma trascendental, Yo les llevo lo que les falta y les preservo lo que tienen.

Comentario de Srila Prabhupada:


Aquel que es incapaz de vivir por un momento sin conciencia de Krsna, no puede sino pensar en Krsna las veinticuatro horas del día, ocupado en el servicio devocional por medio del proceso de oír, cantar, recordar, ofrecer oraciones, adorar, servir los pies de loto del Señor, prestar otros servicios, hacer amistad y entregarse por entero al Señor. Todas esas actividades son auspiciosas y están llenas de potencias espirituales, las cuales hacen que el devoto sea perfecto en lo referente a la autorrealización, de modo que su único deseo sea el de conseguir la compañía de la Suprema Personalidad de Dios. Es indudable que esa clase de devoto llega al Señor sin dificultad. Eso se denomina yoga. Por la misericordia del Señor, ese devoto nunca regresa a esta condición material de la vida. La palabra ksema se refiere a la misericordiosa protección del Señor. El Señor ayuda al devoto a adquirir conciencia de Krsna mediante el yoga, y cuando el devoto se vuelve plenamente consciente de Krsna, el Señor lo protege de caer en una desoladora vida condicionada.

martes, 5 de diciembre de 2017

Capítulo 9 - Verso 21

Después de que han disfrutado así de un inmenso placer celestial de los sentidos y los resultados de sus actividades piadosas se agotan, ellos regresan de nuevo a este planeta mortal. Así pues, aquellos que buscan el disfrute de los sentidos adhiriéndose para ello a los principios de los tres Vedas, consiguen únicamente el reiterado ciclo del nacimiento y la muerte.

Comentario de Srila Prabhupada:


Aquel que es promovido a los sistemas planetarios superiores disfruta de una vida más larga y de mejores facilidades para el disfrute de los sentidos, pero aun así no se le permite quedarse ahí para siempre. Al terminársele los frutos resultantes de las actividades piadosas, uno es enviado de nuevo a esta Tierra. Aquel que no ha logrado la perfección del conocimiento, tal como se indica en El Vedanta-sutra (janmady asya yatah), o, en otras palabras, aquel que no llega a entender a Krsna, la causa de todas las causas, fracasa en lo que se refiere a llegar a la meta última de la vida, por lo cual es sometido a la rutina de ser ascendido a los planetas superiores y luego descender de nuevo, como si se encontrara en una rueda de la fortuna, la cual a veces sube y a veces baja. El significado de esto es que, en vez de elevarse al mundo espiritual, del que deja de haber toda posibilidad de descender, uno simplemente gira en el ciclo del nacimiento y la muerte en sistemas planetarios superiores e inferiores. Es mejor ir al mundo espiritual a disfrutar de una vida eterna colmada de bienaventuranza y conocimiento, y no regresar jamás a esta existencia material desoladora.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Capítulo 9 - Verso 20

Aquellos que estudian los Vedas y beben el jugo soma, buscando los planetas celestiales, Me adoran indirectamente. Al purificarse de las reacciones pecaminosas, ellos nacen en el piadoso y celestial planeta de Indra, donde disfrutan de deleites divinos.

Comentario de Srila Prabhupada:


La palabra trai-vidyah se refiere a los tres Vedas ---Sama, Yajur y ¬g---. El brahmana que ha estudiado esos tres Vedas recibe el nombre de tri-vedi. Cualquiera que esté muy apegado al conocimiento que se obtiene de esos tres Vedas, es respetado en la sociedad. Desafortunadamente, hay muchos y grandes eruditos de los Vedas que no conocen el objetivo final de su estudio. En consecuencia, Krsna declara aquí que Él Mismo es la meta última de los tri-vedis. Los verdaderos tri-vedis se refugian bajo los pies de loto de Krsna, y se dedican al servicio devocional puro para satisfacer al Señor. El servicio devocional comienza con el canto del mantra Hare Krsna a la par del intento de entender a Krsna en verdad. Por desgracia, aquellos que tan sólo son estudiantes oficiales de los Vedas, se interesan más en ofrecerles sacrificios a los diferentes semidioses, tales como Indra y Candra. Por medio de ese esfuerzo, los adoradores de los diferentes semidioses se purifican sin duda de la contaminación de las cualidades inferiores de la naturaleza, y, en virtud de ello, se elevan a los sistemas planetarios superiores, o los planetas celestiales conocidos como Maharloka, Janoloka, Tapoloka, etc. Una vez que uno se encuentra en esos sistemas planetarios superiores, puede satisfacer sus sentidos cientos de miles de veces mejor que en este planeta.

sábado, 2 de diciembre de 2017

Capítulo 9 - Verso 19

¡Oh, Arjuna!, Yo doy calor, y retengo o envío la lluvia. Yo soy la inmortalidad, y también soy la personificación de la muerte. Tanto el espíritu como la materia están en Mí.

Comentario de Srila Prabhupada:

Krsna, mediante Sus diferentes energías, difunde el calor y la luz por intermedio de la electricidad y el Sol. Durante la estación de verano, Krsna es quien le impide a la lluvia caer del cielo, y luego, durante la estación de lluvias, Él envía incesantes torrentes de lluvia. Krsna es la energía que nos sustenta y que prolonga la duración de nuestra vida, y Krsna nos espera al final en forma de la muerte. Mediante el análisis de todas estas diferentes energías de Krsna, uno puede darse cuenta de que para Krsna no existe diferencia entre la materia y el espíritu, o, en otras palabras, Él es tanto la materia como el espíritu. Por lo tanto, en la etapa adelantada de conciencia de Krsna, uno no hace esas distinciones. Uno sólo ve a Krsna en todo.

Debido a que Krsna es tanto la materia como el espíritu, la gigantesca forma universal que abarca todas las manifestaciones materiales también es Krsna, y Sus pasatiempos en Vrndavana como el Syamasundara de dos manos que toca una flauta, son los de la Suprema Personalidad de Dios.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Capítulo 9 - Verso 18

Yo soy la meta, el sustentador, el amo, el testigo, la morada, el refugio y el amigo más querido. Yo soy la creación y la aniquilación, la base de todo, el lugar de descanso y la simiente eterna.

 Comentario de Srila Prabhupada:


Gati significa el destino al que queremos llegar. Pero la meta última es Krsna, si bien la gente no lo sabe. Aquel que no conoce a Krsna está extraviado, y su supuesta marcha progresiva es, o bien parcial o bien alucinatoria. Hay muchas personas que ponen a los diferentes semidioses como su destino, y mediante la rígida ejecución de los métodos estrictos respectivos llegan a diferentes planetas, conocidos como Candraloka, Suryaloka, Indraloka, Maharloka, etc. Pero como todos esos lokas, o planetas, son creaciones de Krsna, son Krsna y no son Krsna, simultáneamente. Como esos planetas son manifestaciones de la energía de Krsna, también son Krsna, pero, en realidad, sólo sirven como un paso hacia adelante en el camino a lograr una perfecta comprensión de Krsna. Acudir a las diferentes energías de Krsna es acudir a Krsna indirectamente. Uno debe acudir a Krsna directamente, ya que eso le ahorrará a uno tiempo y energía. Por ejemplo, si hay la posibilidad de ir al último piso de un edificio con la ayuda de un elevador, ¿por qué habríamos de ir por la escalera, de paso en paso? Todo descansa en la energía de Krsna; por consiguiente, sin el refugio de Krsna nada puede existir. Krsna es el supremo gobernante, porque todo le pertenece a Él y todo existe basado en Su energía. Como Krsna está situado en el corazón de todo el mundo, es el testigo supremo. Las residencias, países o planetas en los que vivimos, también son Krsna. Krsna es la última meta en lo que a refugio se refiere, y, en consecuencia, uno debe refugiarse en Krsna, ya sea para protegerse, o para eliminar su condición afligida. Y cuando quiera que tengamos que protegernos, debemos saber que nuestra protección ha de ser una fuerza viviente. Así pues, Krsna es la entidad viviente suprema. Puesto que Krsna es la fuente de nuestra generación, es decir, el padre supremo, nadie puede ser mejor amigo que Krsna, ni nadie puede ser un mejor bienqueriente. Krsna es la fuente original de la creación y el descanso final después de la aniquilación. Krsna es, pues, la causa eterna de todas las causas.